ASNEF como medio de presión al pago

  • jueves 20 septiembre 2012 | Marketing team

Desde el comienzo de la crisis económica, las empresas se han visto confrontadas con un aumento de impagados y con inmensas dificultades para recuperar sus créditos. Con más razón hoy en día cuando conseguir un crédito bancario es mucho más difícil y las empresas deben de  perseverar y proteger su liquidez. No solo para los deudores nacionales  sino también para los deudores internacionales para los que un acreedor extranjero se encuentra a una distancia segura. 

Bierens Incasso Advocaten s está a la vanguardia buscando siempre formas para solucionar sus impagos de la manera más rápida y eficiente  a pesar de las difíciles circunstancias económicas actuales. En España y para deudores españoles existe un medio de presión que puede ayudar en la solución de los impagos extrajudicialmente.

Desde hace ya tiempo existen listas de morosidad  en el segmento empresarial. Las listas que en principio serán utilizadas por bancos y otras empresas de servicios para intercambiar información sobre sus deudores y de esta manera mejorar su gestión de riesgo. 

En estas listas pueden acreedores afiliados a las mismas inscribir  los impagados de empresas que les son deudoras, la suma debida y la fecha de vencimiento son mencionadas en estas listas. 

Para proceder a la inscripción necesita cumplirse con reglas muy estrictas:

  • El crédito debe de ser vencido, liquido, exigible, y probado. 
  • Facturas que no han vencido no pueden ser inscritas.
  • Los impagados no pueden tener más antigüedad que  seis años. .
  • La deuda tiene que haber sido reclamada extrajudicialmente con anterioridad.
  • Con anterioridad a la inscripción debe de notificarse al deudor al tiempo de la reclamación de pago o a tiempo de la celebración del contrato, que en caso de impago, se inscribirán sus datos en las listas de morosidad. 
  • La deuda tiene que tener una antigüedad superior a tres meses. 
  • En seguimiento a la normativa sobre protección de datos, el deudor debe ser notificado dentro de los 30 días seguidos a su inscripción que ha sido inscrito en las listas para que en ese caso pueda hacer usos de  sus derechos. 

La inscripción debe realizarse con precisión y el crédito tiene que tener una base contundente ya que las listas se ciñen a la normativa española sobre protección de datos y responsabilidades. La inscripción incorrecta de un deudor puede tener serias consecuencias.  Asimismo, es importante que la información sobre el deudor y  el estado de la deuda sea actualizada a la mayor brevedad.

Deje su comentario