Créditos y garantías en el proceso concursal alemán

  • martes 22 abril 2014 |

Quíen entabla una relación comercial con empresas alemanas, tiene suerte, al menos si nos atenemos a las estadísticas, la ética de pagos general en Alemania es la de pagar las facturas rápidamente. Ahora bien, lo menos conocido es que en Alemania, existe un promedio de 30.000 empresas que solicitan concurso anualmente. Por ello, existe la posibilidad de que  la empresa con la que reliza negocios se vaya a encontrar entre ellas. La pregunta es: ¿Qué puedo hacer para prevenir que en caso de concurso, este no me afecte como proveedor? y ¿Puedo hacer algo realmente?

Medidas preventivas

La gestión de créditos profesional comienza antes de cerrar un contrato o aceptar un pedido. Empresas que comercian internacionalmente, intentan recabar informacion de sus posibles contratantes con el fin de controlar su profesionalidad, solvencia y fiabilidad. Una vez recabada dicha información se prepara el contrato y pueden en, ese momento, incluírse en el mismo cláusulas que puedan aminorar el riesgo de verse enfrentados con créditos incobrables. Piensese, por ejemplo en cláusulas que incluyan el pago por adelantado o pagos peródicos de cantidades a cuenta. 

Garantías contractuales

Un acreedor puede proteger su crédito de la manera más óptima cuando en su contrato incluye garantías para asegurar su pago como por ejemplo, la reserva de dominio, avales o derechos de prenda. 

Si el deudor no cumple con su obligación de pago y deja sin abonar sus facturas, estas garantías dan derecho al acreedor a cobrar su crédito sobre los bienes afectos a las mismas. Siempre es aconsejable que dichas grantías sean recogidas por escritom ya bien en cláusulas contractuales a tal fin, ya bien por medio de las condiciones generales de contratación. De esta manera se evita en el futuro que se presenten problemas a la hora de presentar prueba de que estas garantías existen. 

Junto con estás garantías existe la posiblidad para asegurar el pago. Garantías bancarias, seguros de crédito, créditos  documentarios o letras de cambio, son los métodos más corrientes en el comercio internacional.  

Riesgos de las garantías contractuales

Si la validez en la prueba de las clausulas de garantía en contratos nacionales es dificil, en transacciones internacionales todavía es más complicada. ¿Son sus condiciones generales de aplicación o las condiciones generales de su contratante? ¿Qué Derecho es aplicable a la relación comercial entre partes? Las normas de Derecho internacional tienen gran importancia en este caso y pueden una vez aplicadas tener como consecuencia que las garantías reconocidas por el Derecho de un país, no sean reconocidas por el Derecho del otro. Por ello en todo momento debe mirarse con atención que establece la legislación de un pais con respecto a garantías. definirse claramente 
 
A pesar de estos obstáculos es aconsejable pactar dichas garantías en las relaciones comerciales internacionales ya que pueden representar, en caso de concurso una baza importante a la hora de negociar con un administrador concursal. 

Garantías en el procedimiento concursal

Quíen haya pactado garantías para asegurar su crédito, deberá de informar a la mayor brevedad al administrador concursal de su existencia. 

El Derecho concursal en Alemania hace diferencia entre dos tipos de garantías: 

  1. Garantías del acreedor que le concede el derecho de poder separar los bienes sobre los que recaen estas garantías de la masa del concurso y permiten ejercer los derechos de la misma manera como si el concurso no se hubiese dictado - lo lo denominado  Aussonderunssgrecht.
  2. Garantías del acreedor que le dan preferencia sobre el resultado de la ejecución de los bienes o créditos - lo denominado Absonderungsrecht. El acreedor recibe por promedio en Alemania de un 91% a un 100% De la ejecución sobre estos bienes o créditos.

La reserva de dominio como garantía, recae en el Derecho alemán, dentro del primer tipo de garantías. Un Derecho de prenda está incluído dentro del segundo tipo. En la práctica esto significa que ante un deudor aleman declarado en concurso, si se han pactado garantías al tiempo de la celebración del contrato, el acreedor no se quedará con las manos vacías. 

Estadisticamente, la posibilidad de que su contratante alemán no pague sus créditos es pequeña, pero si usted decide proveer sus servicios o bienes a compradores alemanes sin correr riesgos, podemos aconsejarle como pactar las garantías antenombradas.

Bierens Rechsanwälte (Bierens Abogados Alemania)

 

Deje su comentario