El uso de cheques en Francia

Si usted ha vendido sus productos o servicios a empresas francesas, se habrá encontrado en numerosas ocasiones con la siguiente situación. Un cliente francés ha realizado un pedido a su empresa, la empresa compradora parece tener una situación financiera sana y parece ser solvente. Usted espera recibir el pago a tiempo. Efectivamente a la fecha de pago usted recibe un cheque. En Francia, emitir cheques por el pago es una práctica común. ¿Tendrá la introducción del sistema de pago SEPA influencia en la frecuencia del uso de cheques en Francia como método de pago?, y si así fuera ¿cómo reaccionar si su comprador francés le sigue ofreciendo cheques como pago? 

Medio de pago complicado

Los inconvenientes que los cheques presentan en el comercio internacional son conocidos. Los bancos a la presentación al pago cobran comisiones de cobro relativamente altas y el plazo en el que un cheque puede ser devuelto o su pago rechazado por falta de fondos largo, por lo general de veinte a treinta días. Además sin tener en cuenta el tiempo que lleva a una empresa debiendo de llevar los originales “in situ” al banco para su cobro y el tiempo que pasa hasta que el dinero esté realmente transferido a la cuenta de la empresa. 

Uso del cheque en Francia

Francia es el país campeón en el uso de cheques. En 2009 el 62% de los pagos mediante cheques en Europa y el 81% de pagos mediante cheques en la Eurozona tuvieron lugar en Francia. Ahora bien, las buenas noticias son que el uso de pago por medio de cheques en Francia está decreciendo considerablemente, desde un 70% de pagos con cheques en 1985 ha descendido a un 15% en el 2012. Pero este descenso es muy lento ¿A qué se debe esta lentitud? 

El dinero y la manera en la que circula están intrínsecamente relacionados con la confianza en los métodos de circulación del dinero. La confianza en estos métodos está muy arraigada en viejas costumbres. Mientras que en muchos países europeos no se confía en el uso del cheque como medio de circulación, los franceses siguen viendo este medio como el principal método de pago para transacciones de importancia. No solo en las relaciones comerciales sino en cualquier pago en el entorno privado, los franceses utilizan el cheque con facilidad, por ejemplo para pagar el alquiler, cuentas de energía o impuestos. 

La influencia del método SEPA en los pagos por cheques

Aunque las autoridades francesas intentan reducir el uso del cheque teniendo como meta una reducción del 50% para el 2017, los expertos han declarado unánimemente que esta meta es una tarea muy complicada y que no será fácil hacer desaparecer el uso del cheque en la vida del francés. La introducción de SEPA como nuevo método de pagos, que debe  ser implementado también por la administración francesa en el pago de salarios y facturas de sus propios empleados y clientes, no traerá ningún cambio en la costumbres de pago arraigadas en Francia. ¿Porqué no? Simplemente porque no se ha incluido en los métodos de pago a convertir. Solamente las transferencias de dinero o los pagos domiciliados serán implementados en el sistema SEPA, el uso del cheque quedará sin modificarse. 

¿Rechazar un cheque como pago?

Si tiene relaciones comerciales con empresas francesas, está en su derecho de rechazar el pago de sus servicios o mercancías por medio de cheques y puede acordar una cláusula a tal fin en su contrato. Muchas empresas francesas rechazan el pago por medio de cheques. 

No obstante, le aconsejamos que no rechace este medio de pago sin más, un pago es un pago. Cuando un deudor nos propone el pago de una deuda mediante un cheque, nosotros no lo rechazamos. La ventaja de un cheque no es solo que como otros es un método de pago, sino que también tiene valor legal como prueba del crédito. 

Un cheque puede sernos útil como  prueba de reconocimiento de deuda  si su crédito no ha sido o no ha está debidamente documentado. Asimismo si su cheque resulta devuelto por no existir fondos, con la declaración bancaria al respecto podemos pasar en Francia a la ejecución de este cheque embargando directamente los bienes y cuentas del deudor dándole la orden a un agente judicial directamente sin tener que pasar por un procedimiento judicial. Por ello, si le ofrecen para el pago un cheque en Francia, piénseselo dos veces antes de rechazarlo. 

Bierens Avocats (Bierens Abogados Francia)
 

Deje su comentario