Recobro de impagados en Holanda

Aunque Holanda es un país pequeño, ha sabido conquistar una alta posición en la lista de las economías mundiales más importantes. Alemania es el país al que Holanda más exporta  seguido por Bélgica, Francia, Reino Unido, Italia y Los Estados Unidos. Asimismo, Los Países Bajos venden sus servicios y productos a numerosos países asiáticos, africanos y sudamericanos.

Holanda ha sufrido también los efectos de la crisis económica mundial, pero actualmente se ha iniciado ya el proceso de recuperación. Desde el 2010 se ha constatado una mejoría en lo que concierne a los términos de pago de las facturas, aun así la tercera parte de las facturas expedidas se abona fuera de plazo.

En esta página se tratarán los siguientes temas:
1. Recuperación de impagados extrajudicial
2. Medidas judiciales
2.1: Solicitud de quiebra en Holanda
2.2: Procedimiento ordinario en Holanda
2.3: Embargo
2.4: Juicio sumario
3. Interés de demora y gastos de recobro

1. FASE DE RECOBRO EXTRAJUDICIAL

Generalmente en la práctica, es costumbre intentar la recuperación del impago por vía extrajudicial. Un holandés esta acostumbrado a pagar una vez ha recibido varias cartas recordándole su obligación de pago. El holandés parte de la base que la factura impagada no se pondrá en manos de un experto en recobros.

En Holanda la recuperación de impagos se realiza por agencias de recobro, agentes judiciales independientes o abogados especializados en recuperación de cantidad. La solicitud de la quiebra del deudor es un instrumento eficaz en la recuperación de impagados en este país. Los deudores holandeses son conscientes de esta posibilidad y aunque pueden hacer caso omiso de los requerimientos realizados por una agencia de recobro o un agente judicial, prestaran más atención a los requerimientos de pago firmados por un abogado y pagaran en la fase extrajudicial. Abogados especializados en recuperación de impagados serán, en el caso de deudores holandeses, los más indicados para tratar los créditos impagados internacionales entre empresas.

2. MEDIDAS JUDICIALES

2.1 La solicitud de quiebra en Holanda
La solicitud de quiebra de un deudor holandés es el instrumento de recuperación de impagados más eficaz y con más éxito. Se trata de un procedimiento rápido y barato que da de manera sencilla una indicación de la situación financiera del deudor. En Holanda puede solicitarse esta quiebra sin necesidad de que se haya obtenido una sentencia favorable contra el deudor. Como ya ha sido mencionado con anterioridad, la petición de quiebra ante el juzgado solo puede realizarse por un abogado. En el caso de que se trate de un crédito no impugnado, y el deudor ha sido requerido oficialmente a realizar su pago, puede pasarse, si la deuda no se abona, a pedir la quiebra del deudor. En la mayoría de los casos, el deudor paga su deuda a consecuencia de esta petición de quiebra para evitarla. A continuación puede retirarse esta solicitud.

Los costes que sean sufridos al iniciar este procedimiento podrán ser en muchos casos recuperados a cargo del deudor. Si a consecuencia de la solicitud de este proceso concursal  el deudor efectivamente es declarado en quiebra, resultara claro que en ese caso la interposición de un procedimiento ordinario de larga duración no hubiera ofrecido la solución del caso. Los costes sufridos en esta solicitud (alrededor de 1.559,00 €) serán crédito preferente en el proceso concursal necesario y en muchos casos, serán abonados por el administrador concursal. Estos costes son considerablemente más bajos que los que conlleva un procedimiento ordinario.

2.2 Proceso ordinario
Otra posibilidad es interponer un juicio ordinario contra el deudor. Esta vía se aconsejara en casos en que los créditos hayan sido impugnados. Una vez que el deudor reciba la demanda, este tendrá 6 semanas para contestarla, el deudor puede solicitar la prolongación de este plazo, lo que ocurrirá en muchas ocasiones. A continuación, el juzgado planeara una audiencia en los siguientes cuatro o cinco meses en la que el caso se tratara verbalmente por las partes. En la práctica este plazo para la audiencia de las partes se prolonga hasta seis a ocho meses  tras la notificación de la demanda.

Si en esta audiencia las partes no llegan a un acuerdo, el proceso seguirá su curso y existirá  la posibilidad de presentar pruebas testificales, en ese caso el procedimiento durará de doce a dieciocho meses.

Las normas deontológicas de la abogacía en Holanda no permiten a un abogado actuar en un procedimiento en base a quota liti, por lo que por los honorarios que van unidos a la actuación de un profesional en un proceso ordinario ascenderán fácilmente a de 2.000 € a 5.000 €. En casos complejos por supuesto estos honorarios serán más altos.

Procedimientos alternativos
Si existe la posibilidad de entablar un procedimiento en España que sea certificado con un Titulo Ejecutivo europeo, podrá ejecutarse en Holanda este titulo directamente.

Otra posibilidad para créditos no impugnados será la interposición de un proceso monitorio europeo en Holanda. Siempre se preferirá la efectividad de la solicitud de quiebra frente a estos procesos.

2.3 Embargo en Holanda
En Holanda puede solicitarse fácilmente el embargo de bienes sin que se necesite haber obtenido una sentencia. Esta medida cautelar es el embargo preventivo. Una vez solicitado el mismo, se deberá interponer demanda judicial en el plazo de 30 días. Tras dictada la demanda, el acreedor podrá ejecutar la misma sobre lo embargado. Si el deudor es declarado en quiebra se suprimirán todos los embargos. En la práctica esta medida cautelar será solamente utilizada en casos excepcionales. En el caso que se haya obtenido una sentencia favorable contra el deudor será preferible solicitar la quiebra del mismo en lugar que pasar a ejecutar la sentencia si la contraparte sigue sin cumplir lo dictaminado por el juez.

2.4 Juicio sumario en Holanda
En casos que sean de urgencia será posible interponer un juicio sumario contra el deudor. Puede solicitarse al juez que dicte en este juicio medidas cautelares con antelación a la sentencia que se dicte en un juicio ordinario. En la mayoría de los casos  las partes acatarán lo dictado por este juez con el fin de evitar un proceso ordinario posterior. En casos de recuperación de cantidad solamente excepcionalmente se iniciará este tipo de proceso, de hecho solamente se iniciará en el caso de que el acreedor mismo se encuentre en serios problemas financieros.

3. INTERESES DE DEMORA Y GASTOS DE RECOBRO

En Holanda el deudor deberá abonar los intereses de demora pactados entre las partes contratantes en contrato o por las condiciones generales de contratación si son de aplicación. De lo contrario se aplicara el interés de demora para las operaciones comerciales estipulado por la ley basado en los intereses marcados por el Banco Central Europeo y que hoy asciende a un 8%.
El deudor holandés también deberá correr con los gastos extrajudiciales de recobro con acuerdo a una escala degresiva. Al contrario que otros abogados especialistas en recobros de impagados u otras agencias de recobro, Bierens intenta recobrar los intereses de demora y gastos extrajudiciales por su cuenta en Holanda.

Desea obtener más información sobre el recobro de impagados en Los Países Bajos puede hacernos llegar su pregunta por correo electrónico a [email protected] o ponerse en contacto con nosotros en el teléfono +34 93 488 15 93.