Recobro de impagados en Francia

¿Su cliente francés no paga las facturas? A pesar de que la economía francesa no haya sufrido tan severamente los efectos de la última crisis económica, las empresas francesas están dentro de las peores pagadoras en Europa. El pilar de la economía francesa son las pequeñas y medianas empresas, por ello la probabilidad que su deudor francés sea una PYME es muy alta. Encontrar información sobre la solvencia de estas empresas es difícil, lo que complica las posibilidades de recuperar un crédito. Nuestros abogados franceses especializados en recobros tienen a su disposición todos los medios necesarios para obligar a su deudor a que pague. Desde el momento en que nos encargue su recobro, haremos todo lo que esté en nuestras manos para recuperar su crédito.

Consejos si su cliente francés no paga:

  • Si actúa con rapidez, su deudor le tomará más en serio;
  • Una reclamación por teléfono, es frecuentemente más efectiva que una reclamación por escrito;
  • ¿Su llamada telefónica no ha tenido el efecto deseado? Envíe una reclamación formal por escrito;
  • Envíe la carta por correo o correo certificado;

Siga leyendo

  • Incluya en su carta de reclamación:
    • Reclamación oficial del pago;
    • Plazo para realizar el pago;
    • Describa las obligaciones contraídas por el deudor;
    • Advierta de las posibles medidas judiciales.
  • El plazo de pago que habitualmente se concede en Francia tras la reclamación, es de 7 días;
  • Incluya una especificación de las facturas sin regularizar;
  • Anuncie en reclamación que todos los gastos de recobro correrán de parte del deudor, si no paga;
  • Una carta de requerimiento firmada por un abogado, produce un mayor efecto sobre un deudor francés.

Recobro de impagados en Francia

Recobro de impagados en Francia

  • Nuestros abogados franceses conocen la legislación local.

Nuestros abogados franceses están especializados y tienen amplia experiencia en la recuperación de cantidad, el Derecho y sistema judicial francés. Además, conocen la cultura y las costumbres comerciales del país. Si se lo requiere uno de nuestros abogados, será más fácil recuperar el pago de las facturas que su deudor francés no ha abonado.

  • Recobro en el idioma de su deudor

Nuestros abogados se dirigirán a su deudor en su idioma materno, de esa manera la barrera del idioma no representa una excusa para no realizar el pago de las facturas pendientes.

Suba su caso de recobro aquí

  • Recobro a la medida

Todo recobro empresarial requiere un trato a la medida. Por esta razón no trabajamos con procesos estandarizados. Todo caso es considerado como único y se aconseja en cada caso la solución más oportuna.

  • Consejo honesto

Le asesoraremos honestamente sobre las posibilidades de éxito de su impagado. Nuestra prioridad es poner el interés de su empresa en primer lugar. Siempre buscamos encontrar la mejor estrategia y solución para cada caso, poniendo en práctica los valores fundamentales de nuestra empresa: integridad y justicia.

Proceso de recobro en Francia

El proceso de recobro en Francia se divide en dos fases. En la fase de recobro amistosa o prejudicial se recupera el impago sin necesidad de acudir a los tribunales. En la fase judicial, se reclamará el pago de la deuda iniciando un procedimiento judicial ante los tribunales competentes. Bierens Abogados con abogados locales en su equipo puede tramitar ambas fases. En general, la mayoría de casos en Francia se resuelven en la fase amistosa.

1. Fase amistosa

Nuestro punto de partida es solucionar el impagado en la fase amistosa evitando iniciar medidas judiciales. Nos ponemos en contacto con el moroso francés para procurar que realice el pago sin más dilación. En esta fase podemos tomar las siguientes medidas:

  • Reclamación por escrito y por teléfono: Nos dirigiremos a su cliente francés por todos los medios de comunicación posibles para exigirle el pago de la deuda en un tiempo limitado. Anuncio de medidas judiciales: Cuando un abogado requiere el pago de una deuda a un deudor francés, tiene un mayor impacto sobre el moroso que si solamente Ud. sigue enviando cartas por su cuenta. El anuncio de inicio de medidas judiciales por un abogado en caso de incumplimiento, conlleva que en muchos casos el deudor pague sin más retraso;
  • Acuerdos de pago: Los tribunales franceses requieren que, previamente a la incoación de un procedimiento judicial de reclamación de deuda, se haya intentado llegar a un acuerdo extrajudicial con el deudor, por ello, en la mayoría de los casos se intentará llegar a un acuerdo amistoso;
  • Intervención de un procurador: Un procurador en Francia puede realizar una visita al domicilio de la empresa del deudor entregando en persona una carta oficial de requerimiento de pago. A la vez, el procurador intentará informarse de la razón del impago e investigará si el deudor ha dejado otros posibles créditos impagados;
  • Embargo preventivo: Con el consentimiento del juez, pueden embargarse preventivamente  los bienes del deudor. El deudor no podrá usar su patrimonio embargado hasta que el juez dicte sentencia en el posterior procedimiento judicial. Este embargo se solicita para asegurar que existirá patrimonio sobre el que se pueda ejecutarse,   una  vez dictada por el juez, la sentencia favorable. Un procedimiento judicial puede alargarse por bastante tiempo. Tras la solicitud de embargo preventivo deberá interponerse demanda de juicio ordinario dentro de 30 días.

2. Fase judicial

Si su deudor se niega a pagar en la fase amistosa, una vez consultado con Ud. podemos iniciar una fase judicial.  Siempre con anterioridad se le informará de los costes de tal fase y solo se iniciará con su consentimiento. En Francia son varios los procedimientos que puede iniciar para reclamar su crédito.  A continuación, encuentra un resumen de los más importantes:

  • Procedimiento monitorio (“Injunction de payer”)
    Cuando entre las partes no existe discusión sobre la factura expedida, hablamos de un crédito o reclamación no impugnada. En ese caso, nuestros abogados franceses pueden iniciar un proceso monitorio “injunction de payer”. Este procedimiento es relativamente sencillo y rápido. El abogado francés dirigirá su petición al juez competente para que expida la orden de pago contra el deudor. Si el deudor, asistido por un procurador se opone, se comenzará en el mismo tribunal un juicio declarativo ordinario.
  • Procedimiento sumario de reclamación de cantidad (“Procédure de référé”)
    Si su deudor indica no estar de acuerdo con la factura reclamada impugnándola, o se trata de créditos de un alto importe en los que el deudor no presente sólidos argumentos para su disputa, puede iniciarse un procedimiento judicial de reclamación de cantidad sumario “procédure de référé. En este procedimiento el abogado redactará una demanda dirigida al deudor con los argumentos en los que basa su reclamación y la hará notificar al deudor por un procurador. Este escrito será al mismo tempo interpuesto ante el juzgado. Si el deudor admite que no tenía razón o no puede contestar a la demanda con argumentos plausibles, el juez dictará rápidamente sentencia. Si una vez contestada la demanda el juez determina que existen bases para la oposición, se iniciará un procedimiento ordinario;
  • Procedimiento ordinario (“Procédure au fond”)
    En casos con disputas más complejas será necesario interponer un procedimiento ordinario “procédure au fond”. En este procedimiento es importante que se cumplan  los pasos procesales lo más rápidamente posible.  Las partes no necesitan acudir a las vistas en el Juzgado francés y puede ser seguido en su totalidad solamente por el abogado;
  • Cheque descubierto
    Si su crédito está basado en un cheque descubierto, este cheque, una vez haya sido validado por el agente judicial, representa un título ejecutivo. En ese caso el abogado puede inmediatamente realizar el embargo sobre el patrimonio del deudor;
  • Procedimiento monitorio europeo: Cuando la deuda nace de una relación comercial entre acreedores y deudores que estén establecidos en distintos países miembros de la Unión Europea (con excepción de Dinamarca) y la deuda no está discutida, puede iniciarse un proceso monitorio europeo. Si el juez de su país es competente, este juez podrá resolver sobre la cuestión presentada. El abogado que tramite su expediente puede determinar si este procedimiento es el indicado en su caso y si puede interponerse en su país o en el país del deudor.
  • En el procedimiento monitorio europeo se utilizan formularios que deben dirigirse al tribunal competente. Una vez estudiado tal formulario, el tribunal emite una orden de pago europeo. El deudor tendrá tras la notificación de la orden, un plazo de 30 días para oponerse si no está de acuerdo con ella.  Si no hay oposición, el juzgado expedirá un título ejecutivo que será inmediatamente ejecutable en el país de la Unión Europea donde el deudor esté establecido. El procedimiento monitorio europeo está destinado para tramitar créditos no impugnados y se caracteriza por su rapidez y bajos costes.