Recobro de impagados en Gran Bretaña

¿Su cliente inglés, no paga sus facturas? Aunque piense que habla suficientemente inglés para negociar con su cliente, puede verse confrontado con desagradables sorpresas cuando intente recobrar sus facturas impagadas en Gran Bretaña. ¿Sabía que existen tres sistemas legales diferentes en Gran Bretaña? Los sistemas legales de Escocia, de Irlanda del Norte e Inglaterra y Gales son diferentes. Todos pertenecen al sistema legal anglosajón, pero se diferencian consierablemente entre sí. En Gran Bretaña, es habitual contratar los servicios de una agencia de recobros para recobrar las deudas comerciales en una fase inicial. Ahora bien, los deudores ingleses toman más en serio un requerimiento de pago firmado por un abogado que el de una agencia de recobro. Nuestro equipo de abogados ingleses conoce la mejor estrategia para recuperar su impago. Desde el momento en que nos encargue su recobro, haremos todo lo que esté en nuestras manos para recuperar su crédito.

Consejos si su cliente inglés no paga:

  • Póngase en contacto telefónico con su cliente y pregúntele el motivo del retraso en el pago de sus facturas;
  • Si no recibe respuesta, envíe de inmediato una carta reclamando el pago;
  • Su deudor, probablemente esperará a ser contactado por un abogado que sea quién le reclame el pago de la deuda;

Siga leyendo

  • Es habitual enviar una carta final de requerimiento de pago previa al encargo del recobro a un tercero. En esta carta incluya la siguiente información:
    • Un desglose con los detalles de su crédito;
    • Un plazo para realizar el pago de 7 a 21 días;
    • Advierta de las posibles consecuencias que tendrá el impago.

Recobro de impagados en Gran Bretaña

Recobro de impagados en Gran Bretaña

  • Nuestros abogados ingleses conocen la legislación local

Nuestros abogados ingleses están especializados y tienen amplia experiencia en la aérea de la recuperación de impagados, el Derecho y sistema judicial en Gran Bretaña. Además, conocen la cultura y las costumbres comerciales del país. Si se lo requiere uno de nuestros abogados, será más fácil recuperar el pago de las facturas que su deudor inglés no ha abonado.

  • Recobro en el idioma de su deudor

Nuestros abogados se dirigirán a su deudor en su idioma materno, de esa manera, la barrera del idioma no representa una excusa para no realizar el pago de las facturas pendientes.

Suba su caso de recobro aquí

  • Recobro a la medida

Todo recobro empresarial requiere un trato a la medida. Por esta razón no trabajamos con procesos estandarizados. Todo caso es considerado como único y se aconseja para cada caso la solución más oportuna.

  • Consejo honesto

Le asesoraremos honestamente sobre las posibilidades de éxito de su impagado. Nuestra prioridad es poner el interés de su empresa en primer lugar. Siempre buscamos encontrar la mejor estrategia y solución para cada caso, poniendo en práctica los valores fundamentales de nuestra empresa: integridad y justicia.

Procedimiento de recobro en Gran Bretaña

El proceso de recobro en Gran Bretaña consta de dos fases. En la fase de recobro amistosa o prejudicial se recupera el impago sin necesidad de acudir a los tribunales, en la fase judicial, se requerirá el pago de la deuda a su deudor interponiendo un procedimiento judicial. Bierens Abogados como empresa con abogados locales en su equipo puede tramitar ambas fases. En general, la mayoría de casos en Gran Bretaña se resuelven en la fase amistosa.

1. Fase amistosa

Nuestra finalidad es recobrar su impago siempre dentro de la fase amistosa evitando el inicio de medidas judiciales. Nos pondremos en contacto con su deudor inglés en su idioma para conseguir que abone su deuda. En esta fase podemos:

  • Reclamar el pago por escrito y por teléfono: Enviamos a su deudor una reclamación de pago y nos ponemos en contacto por teléfono solicitando que pague en un plazo limitado de tiempo;
  • Acuerdo de pago: Nuestros abogados utilizan su saber hacer y experiencia para llegar a acuerdos de pago con su deudor. Llegar a un acuerdo de pago es un método popular en Gran Bretaña para resolver el conflicto y puede ser usado posteriormente en un proceso judicial;
  • Medios alternativos de solución de conflictos: Es un medio de solucionar disputas más ágil y barato que el inicio de medidas ante los tribunales. Un ejemplo seria la mediación El sistema judicial inglés aconseja seguir este tipo de medidas, y de hecho es una desventaja el negarse a intentar la mediación para la parte que se niega si el caso pasa a los tribunales. El tipo de medida alterativa de resolución de conflicto a tomar, dependerá si su deudor está dispuesto a seguir esta fase y el tipo de relación contractual entre las partes;
  • Anuncio de medidas judiciales: Si la deuda sigue sin abonarse, el anuncio del inicio de medidas judiciales por un abogado inglés conllevará que el deudor opte por realizar el pago para evitar un juicio.

2. Fase judicial

Si su deudor se niega a pagar en la fase amistosa, una vez consultado con Ud., podemos iniciar una fase judicial. Siempre con anterioridad se le informará de los costes de tal fase y solo se iniciará con su consentimiento. En Gran Bretaña, dependiendo de la jurisdicción donde su deudor tenga su domicilio podrán entablarse diferentes procedimientos judiciales. Un resumen de los diferentes procedimientos que pueden entablarse en Inglaterra y Gales sigue a continuación. Que procedimiento deberá comenzarse dependerá de la cantidad y características de su impagado. Los procedimientos posibles serán:

Procedimientos declarativos: Existen tres procedimientos declarativos:

  • Procedimiento para créditos de escasa cuantía (“Smal claims”): Destinado para la reclamación de créditos inferiores a £ 10.000. En general, las vistas en los juicios de este tipo de reclamaciones no son tan extensas como en las de reclamaciones de cantidades superiores. La desventaja de este procedimiento es que las costas no pueden reclamarse a la parte contraria;
  • Procedimiento en vía sumaria (“Fast Track”): Son procedimientos destinados a la reclamación de mayores cantidades para créditos no complejos o discutidos (normalmente hasta cantidades de £ 25.000) Toman más tiempo que los procedimientos de escasa cuantía. También en determinados casos el juez puede decidir condenar a la parte perdedora al pago de, al menos, una parte de las costas;
  • Procedimiento en múltiples vías (“Multi-track”) Es un procedimiento destinado para reclamar créditos superiores a £25.000 o de mayor complejidad. En general, estos procedimientos conllevan un largo periodo de tiempo y finalizan con una vista final ante el juez que puede llegar a durar más de un día. En estos procedimientos el juzgado tiende a condenar en costas a la parte perdedora pero la condena en costas está a la entera discreción del juzgado.
  • Procedimiento monitorio europeo: Cuando la deuda nace de una relación comercial entre acreedores y deudores que estén establecidos en distintos países miembros de la Unión Europea (con excepción de Dinamarca) y la deuda no está discutida, puede iniciarse un proceso monitorio europeo. Si el juez de su país es competente, este juez podrá resolver sobre la cuestión presentada. El abogado que tramite su expediente puede determinar si este procedimiento es el indicado en su caso y si puede interponerse en su país o en el país del deudor.
  • En el procedimiento monitorio europeo se utilizan formularios que deben dirigirse al tribunal competente. Una vez estudiado tal formulario, el tribunal emite una orden de pago europeo. El deudor tendrá tras la notificación de la orden, un plazo de 30 días para oponerse si no está de acuerdo con ella.  Si no hay oposición, el juzgado expedirá un título ejecutivo que será inmediatamente ejecutable en el país de la Unión Europea donde el deudor esté establecido. El procedimiento monitorio europeo está destinado para tramitar créditos no impugnados y se caracteriza por su rapidez y bajos costes.