Recobro de impagados en Italia

Si su cliente es una empresa italiana, en la mayoría de los casos, será una empresa familiar con la que haga negocios. La mayoría de las compañías italianas pertenecen de generación a generación a una familia. La continuidad en las relaciones comerciales por un largo tiempo es de suma importancia. Los plazos de pago usuales para empresas italianas son muy largos en comparación con empresas del resto de Europa. ¿Tiene un cliente italiano que no paga sus facturas? Para un acreedor extranjero es más complicado conseguir el pago de sus créditos italianos ya que el sistema judicial italiano tiende a proteger al deudor. Los abogados italianos del equipo de Bierens pueden utilizar todos los medios a su alcance para presionar a su deudor para que realice el pago. El departamento italiano desde las oficinas centrales y desde la oficina de Roma coopera estrechamente para recobrar sus impagados.

Consejos si su cliente italiano no paga:

  • Envíe inmediatamente una reclamación de pago a su deudor;
  • Otorgue un plazo de tres a siete días para realizar el pago;
  • Incluya una especificación de las facturas impagadas en su carta;
  • Anuncie en su carta que, si no se realiza el pago a tiempo, todos los gastos de recobro correrán de parte del deudor;
  • Actúe con rapidez para aumentar sus probabilidades de recobro.

Recobro de impagados en Italia

Recobro de impagados en Italia

  • Nuestros abogados italianos conocen la legislación local

Nuestros Abogados italianos están especializados y tienen amplia experiencia en la recuperación de cantidad, el Derecho y sistema judicial italiano. Además, conocen la cultura y las costumbres comerciales del país. Si se lo requiere uno de nuestros abogados, será más fácil recuperar el pago de las facturas que su deudor italiano no ha abonado.

  • Recobro en el idioma de su deudor

Nuestros abogados se dirigirán a su deudor en su idioma materno, de esa manera, la barrera del idioma no representa una excusa para no realizar el pago de las facturas pendientes.

Suba su caso de recobro aquí

  • Recobro a la medida

Todo recobro empresarial requiere un trato a la medida. Por esta razón no trabajamos con procesos estandarizados. Todo caso es considerado como único y se aconseja en cada caso la solución más oportuna.

  • Consejo honesto

Le asesoraremos honestamente sobre las posibilidades de éxito de su impagado. Nuestra prioridad es poner el interés de su empresa en primer lugar. Siempre buscamos encontrar la mejor estrategia y solución para cada caso, poniendo en práctica los valores fundamentales de nuestra empresa: integridad y justicia.

Procedimiento de recobro en Italia

El proceso de recobro en Italia se divide en dos fases. En la fase de recobro amistosa o prejudicial se recupera el impago sin necesidad de acudir a los tribunales. En la fase judicial, se reclamará el pago de la deuda iniciando un procedimiento judicial ante los tribunales competentes. Bierens Abogados con abogados locales en su equipo puede tramitar ambas fases. En general, la mayoría de casos en Italia se resuelven en la fase amistosa.

1. Fase amistosa

Nuestro punto de partida es solucionar el impagado en la fase amistosa evitando iniciar medidas judiciales. Nos ponemos en contacto con el moroso griego para procurar que realice el pago sin más dilación. En esta fase podemos tomar las siguientes medidas:

  • Reclamación de pago por escrito y por teléfono: Nos dirigiremos a su cliente italiano por todos los medios de comunicación posibles para exigirle el pago de la deuda en un tiempo limitado, incluyendo en la reclamación intereses de demora y gastos de recobro;
  • Acuerdos de pago: En muchos casos es aconsejable acordar un plan de pagos. Cuando este plan de pagos es firmado por su deudor, no cabe posteriormente discusión alguna sobre la existencia de la deuda. Si el deudor no cumple con el plan de pagos acordado, este escrito será un reconocimiento de deuda que podrá usarse con posterioridad. Es aconsejable que tal acuerdo sea negociado y redactado por un abogado italiano ya que puede dirigirse al deudor en su idioma y conoce las técnicas de negociación en Italia;
  • Anuncio de medidas judiciales: Si la deuda sigue sin abonarse, el anuncio del inicio de medidas judiciales por un abogado italiano conllevará que el deudor opte por realizar el pago para evitar un juicio.

 

2. Fase judicial

Si su deudor se niega a pagar en la fase amistosa, una vez consultado con Ud., podemos iniciar una fase judicial. Siempre con anterioridad se le informará de los costes de tal fase y solo se iniciará con su consentimiento. En Italia son varios los procedimientos que puede iniciar para reclamar su crédito.  A continuación, encuentra un resumen de los más importantes:

  • Proceso monitorio (“Ingiunzione di pagamento”): El proceso monitorio italiano es un procedimiento en el que solo intervienen el acreedor y el juez. En este procedimiento existe la posibilidad de solicitar al juez que se expida una orden de pago la cual puede ser ejecutada provisionalmente. El deudor tiene 40 días desde la notificación de la orden de pago para reaccionar, si el deudor se opone, el procedimiento se convertirá automáticamente en un juicio ordinario;
  • Juicio ordinario (“Processo ordinario di cognizione”): Si su deudor se ha opuesto en un proceso monitorio o el crédito ha sido discutido desde el principio de la reclamación, en ese caso, se podrá iniciar un procedimiento ordinario. La reclamación deberá probarse y argumentarse en el fondo fehacientemente. El juzgado puede convocar una o más audiencias, podrán presentarse testigos como prueba y pueden nombrarse expertos tanto por el juzgado como por las partes. Este procedimiento puede llegar a durar más de un año hasta la obtención de sentencia;
  • Procedimiento monitorio europeo: Cuando la deuda nace de una relación comercial entre acreedores y deudores que estén establecidos en distintos países miembros de la Unión Europea (con excepción de Dinamarca) y la deuda no está discutida, puede iniciarse un proceso monitorio europeo. Si el juez de su país es competente, este juez podrá resolver sobre la cuestión presentada. El abogado que tramite su expediente puede determinar si este procedimiento es el indicado en su caso y si puede interponerse en su país o en el país del deudor.
  • En el procedimiento monitorio europeo se utilizan formularios que deben dirigirse al tribunal competente. Una vez estudiado tal formulario, el tribunal emite una orden de pago europeo. El deudor tendrá tras la notificación de la orden, un plazo de 30 días para oponerse si no está de acuerdo con ella.  Si no hay oposición, el juzgado expedirá un título ejecutivo que será inmediatamente ejecutable en el país de la Unión Europea donde el deudor esté establecido. El procedimiento monitorio europeo está destinado para tramitar créditos no impugnados y se caracteriza por su rapidez y bajos costes.