Recobro de impagados en Polonia

Polonia cuenta con una de las economías con el crecimiento más rápido en la Unión Europea. ¿Tiene problemas para cobrar las facturas de su cliente polaco? Aunque la mayoría de sus clientes polacos importadores de productos y servicios, intentan comunicarse en otros idiomas a la hora de hacer negocios, cuando se presentan problemas, prefieren comunicarse en su idioma materno. En ese caso, es importante actuar con rapidez encargando los servicios de alguien que pueda dirigirse a su deudor en su idioma materno. Los abogados y juristas polacos que forman parte del equipo de Bierens pueden utilizar todos los medios a su alcance para convencer a su deudor polaco para que pague. Desde el momento en que nos encargue su recobro, haremos todo lo que esté en nuestras manos para recuperar su crédito.

Consejos si su cliente polaco no paga:

  • No pierda tiempo, tome contacto con su cliente inmediatamente y pregunte por qué no abona las facturas;
  • Si no recibe respuesta, envíe una reclamación de pago por escrito;
  • En su reclamación, indique claramente un plazo para realizar el pago. En un posible procedimiento judicial reforzará su posición si se ha reclamado amistosamente el pago indicando un plazo concreto;
  • Los plazos de pago usuales para facturas en Polonia son de 14 a 30 días;
  • Adjunte un desglose de las facturas impagadas en su reclamación;

Siga leyendo

  • Anuncie en su carta de reclamación que, en caso de no realizarse el pago, la reclamación se pondrá en manos de terceros que solicitaran también el pago de los costes de recobro sufridos;
  • Si contrata con un comerciante polaco, asegúrese de hacerlo por escrito;
  • Envíe sus cartas de reclamación por correo certificado.

Recobro de impagados en Polonia

Recobro de impagados en Polonia

  • Nuestros abogados polacos conocen la legislación local

Nuestros abogados polacos están especializados y tienen amplia experiencia en el área de recuperación de cantidad, el Derecho y sistema judicial en Polonia. Además, conocen la cultura y las costumbres comerciales del país. Si se lo requiere uno de nuestros abogados, será más fácil recuperar el pago de las facturas que su deudor polaco no ha abonado.

  • Recobro en el idioma de su deudor

Nuestros abogados se dirigirán a su deudor en su idioma materno, de esa manera, la barrera del idioma no representa una excusa para no realizar el pago de las facturas pendientes.

Suba su caso de recobro aquí

  • Recobro a la medida

Todo recobro empresarial requiere un trato a la medida. Por esta razón no trabajamos con procesos estandarizados. Todo caso es considerado como único y se aconseja en cada caso la solución más oportuna.

  • Consejo honesto

Le asesoraremos honestamente sobre las posibilidades de éxito de su impagado. Nuestra prioridad es poner el interés de su empresa en primer lugar. Siempre buscamos encontrar la mejor estrategia y solución para cada caso, poniendo en práctica los valores fundamentales de nuestra empresa: integridad y justicia.

Procedimiento de recobro en Polonia

El proceso de recobro en Polonia consta de dos fases. En la fase de recobro amistosa o prejudicial se recupera el impago sin necesidad de acudir a los tribunales, en la fase judicial, se requerirá el pago de la deuda a su deudor interponiendo un procedimiento judicial. Bierens Abogados como empresa con abogados locales en su equipo puede tramitar ambas fases. En general, la mayoría de casos en Polonia se resuelven en la fase amistosa.

1. Fase amistosa

Nuestra finalidad es recobrar su impago siempre dentro de la fase amistosa evitando el inicio de medidas judiciales. Nos pondremos en contacto con su deudor polaco en su idioma para conseguir que abone su deuda. En esta fase existen las siguientes opciones:

  • Reclamación de pago por escrito y teléfono: Enviamos a su deudor una reclamación de pago y nos ponemos en contacto por teléfono solicitando que pague en un plazo limitado de tiempo. En la reclamación, se suman a la cantidad principal los intereses de demora y gastos de recobro sufridos que correrán a cargo del deudor;
  • Planes de pagos: En Polonia, es aconsejable acordar planes de pago por escrito para recuperar la deuda. Un plan de pagos aceptado con la firma del deudor representa un documento privado de reconocimiento de deuda y puede usarse en un procedimiento judicial posterior como prueba. En ese caso es siempre aconsejable que el plan de pagos sea redactado por un abogado polaco que domina el idioma y conoce las técnicas de negociación del país;
  • Listas de morosidad: Nuestros abogados tienen la posibilidad de inscribir a su deudor en una lista de morosos denominada “Krajowy Rejestr Długów”. Las empresas inscritas en estas listas se ven confrontadas con múltiples dificultades a la hora de conseguir nuevos clientes o entablar nuevas relaciones comerciales. Su deudor polaco intentará evitar tal inscripción de todas las maneras posibles;
  • Anuncio de medidas judiciales: Si la deuda sigue sin abonarse, el anuncio del inicio de medidas judiciales por un abogado polaco conllevará que el deudor opte por realizar el pago para evitar un juicio.

2. Fase judicial

Si su deudor se niega a pagar en la fase amistosa, una vez consultado con Ud., podemos iniciar una fase judicial. Siempre con anterioridad se le informará de los costes de tal fase y solo se iniciará con su consentimiento. En Polonia, son varios los procedimientos que puede iniciar para reclamar su crédito.  A continuación, encuentra un resumen de los más importantes:

  • Procedimiento monitorio (“Nakaz Zapłaty”): En el caso de créditos o facturas no impugnadas puede interponerse un procedimiento monitorio (“Nakaz Zapłaty”). En este procedimiento se solicita al juez que expida una orden de pago. El deudor tiene 14 días para contestar realizando el pago u oponiéndose a la orden. Si el deudor se opone, se iniciará un procedimiento declarativo. El procedimiento monitorio es un proceso muy popular al estar caracterizado por su simplicidad, rapidez y bajos costes. La duración de este proceso tiene un promedio de 12 semanas;
  • Procedimiento declarativo ordinario (“Postępowanie zwykłe”): Un procedimiento declarativo ordinario puede iniciarse en el caso de que el deudor se haya opuesto en un procedimiento monitorio o si el crédito reclamado ha sido discutido o impugnado desde el principio. En este procedimiento se convocarán por el juzgado una o más audiencias. La demanda de reclamación el crédito deberá ser fundamentada con pruebas y posiblemente con declaraciones de testigos. En caso de que sea necesario, el tribunal nombrará a expertos para que realicen informes. Un procedimiento monitorio en Polonia tiene un término mínimo de duración de seis meses, pero puede prolongarse por más de un año;
  • Procedimiento monitorio europeo: Cuando la deuda nace de una relación comercial entre acreedores y deudores que estén establecidos en distintos países miembros de la Unión Europea (con excepción de Dinamarca) y la deuda no está discutida, puede iniciarse un proceso monitorio europeo. Si el juez de su país es competente, este juez podrá resolver sobre la cuestión presentada. El abogado que tramite su expediente puede determinar si este procedimiento es el indicado en su caso y si puede interponerse en su país o en el país del deudor. En el procedimiento monitorio europeo se utilizan formularios que deben dirigirse al tribunal competente. Una vez estudiado tal formulario, el tribunal emite una orden de pago europeo. El deudor tendrá tras la notificación de la orden, un plazo de 30 días para oponerse si no está de acuerdo con ella.  Si no hay oposición, el juzgado expedirá un título ejecutivo que será inmediatamente ejecutable en el país de la Unión Europea donde el deudor esté establecido. El procedimiento monitorio europeo está destinado para tramitar créditos no impugnados y se caracteriza por su rapidez y bajos costes.