Recobro de impagados en Holanda

¿Su cliente holandés no paga sus facturas? Por lo general el deudor holandés paga sus facturas con más rapidez que otros deudores europeos. Aunque la moral de pagos de las empresas holandesas ha mejorado mucho en los últimos años, todavía un treinta por ciento de las facturas sigue pagándose tras la fecha de vencimiento. Cuando se vea enfrentado con impagos de su cliente holandés, se verá confrontado con el desconocimiento del idioma y la cultura comercial holandesa, lo que dificultará llegar a una solución de pago. Nuestra compañía fue constituida en Holanda y nuestros abogados holandeses han sido pioneros en el área de recuperación de cantidad. Desde nuestras oficinas centrales en Holanda, estos abogados cuentan con 60 años de experiencia y probado éxito en la recuperación de impagados. Desde el momento en que nos encargue su recobro, haremos todo lo que esté en nuestras manos para recuperar su crédito.

Consejos si su cliente holandés no paga:

  • Llame directamente a su deudor holandés y pregunte por qué no ha abonado sus facturas;
  • Si su deudor no reacciona tras su llamada, envíe un requerimiento de pago por escrito;
  • Incluya una fecha límite para el pago en su carta de requerimiento;
  • El requerimiento puede ser enviado por correo postal y, si esta es la manera habitual de comunicarse con su deudor, también por correo electrónico;
  • Indique a su deudor que, si no paga a tiempo, se incrementará la cantidad debida con los gastos del proceso de recobro.

Recobro de impagados en Holanda

Recobro de impagados en Holanda

  • Nuestros abogados holandeses conocen la legislación local

Nuestros Abogados holandeses están especializados y tienen amplia experiencia en la recuperación de cantidad, el Derecho y sistema judicial holandés. Además, conocen la cultura y las costumbres comerciales del país. Si se lo requiere uno de nuestros abogados, será más fácil recuperar el pago de las facturas que su deudor holandés no ha abonado.

  • Recobro en el idioma de su deudor

Nuestros abogados se dirigirán a su deudor en su idioma materno, de esa manera, la barrera del idioma no representa una excusa para no realizar el pago de las facturas pendientes.

Suba su caso de recobro aquí

  • Recobro a la medida

Todo recobro empresarial requiere un trato a la medida. Por esta razón no trabajamos con procesos estandarizados. Todo caso es considerado como único y se aconseja en cada caso la solución más oportuna.

  • Consejo honesto

Le asesoraremos honestamente sobre las posibilidades de éxito de su impagado. Nuestra prioridad es poner el interés de su empresa en primer lugar. Siempre buscamos encontrar la mejor estrategia y solución para cada caso, poniendo en práctica los valores fundamentales de nuestra empresa: integridad y justicia.

Procedimiento de recobro en Holanda

El proceso de recobro en Holanda consta de dos fases. En la fase de recobro amistosa o prejudicial se recupera el impago sin necesidad de acudir a los tribunales, en la fase judicial, se requerirá el pago de la deuda a su deudor interponiendo un procedimiento judicial. Bierens Abogados con abogados locales en su equipo puede tramitar ambas fases. El 95% de los casos se soluciona en Holanda en la fase amistosa sin que tengan que intervenir los tribunales.

1. Fase amistosa

Nuestra finalidad es recobrar su impago siempre dentro de la fase amistosa evitando el inicio de medidas judiciales. Nos pondremos en contacto con su deudor holandés en su idioma para conseguir que abone su deuda. En esta fase existen las siguientes opciones:

  • Reclamación de pago por escrito y teléfono: Enviamos a su deudor una reclamación de pago y nos ponemos en contacto por teléfono solicitando que pague en un plazo limitado de tiempo. En la reclamación, se suman a la cantidad principal los intereses de demora y gastos de recobro sufridos, que correrán a cargo del deudor;
  • Plan de pagos: En algunos casos se acordará un plan de pagos con su deudor. La ventaja de acordar un plan de pagos por escrito es que este tiene el valor de reconocimiento de deuda e impedirá que haya discusiones posteriores sobre la misma;
  • Anuncio de medidas judiciales: Si la deuda sigue sin abonarse, el anuncio del inicio de medidas judiciales por un abogado holandés conllevará que el deudor opte por realizar el pago para evitar un juicio;
  • Anuncio de solicitud de quiebra: El medio de recobro más eficaz en Holanda es el anuncio de la solicitud del concurso necesario o quiebra del deudor. Es un medio rápido, barato y que presiona al deudor al máximo para que realice el pago.

2. Fase judicial

Si su deudor se niega a pagar en la fase amistosa, una vez consultado con Ud., podemos iniciar una fase judicial. Siempre con anterioridad se le informará de los costes de tal fase y solo se iniciará con su consentimiento. En Holanda, son varios los procedimientos que puede iniciar para reclamar su crédito.  A continuación, encuentra un resumen de los más importantes:

  • Solicitud de concurso necesario/ quiebra (“Faillissementsaanvraag”): Si el crédito o facturas no han sido discutidas o impugnadas por el deudor, puede solicitarse al juzgado el concurso necesario o quiebra del deudor. La solicitud de concurso es un procedimiento muy rápido. Dentro de tres semanas tras la solicitud, se celebra una vista ante el juez. En esta audiencia el juez decidirá si la empresa es insolvente y es declarada en quiebra. En principio, la finalidad de tal solicitud no es que el deudor sea declarado en quiebra, sino tiene como motivo realizar la mayor presión posible sobre la empresa deudora para que pague lo que debe.  Muchos de los deudores acaban pagando tras serles notificada esta petición. Si el deudor realmente no puede pagar y es insolvente, será declarado en quiebra y se señalará un administrador concursal quien tramitará el concurso;
  • Procedimiento declarativo ordinario: Tanto para créditos discutidos como no discutidos existe también la posibilidad de iniciar un procedimiento ordinario. Se interpondrá demanda ante el juzgado proponiendo todo tipo de medios de prueba. En la práctica procesal, el juez convoca una audiencia e intentará que las partes lleguen a un acuerdo antes de dictar sentencia. La desventaja de este procedimiento es su duración. Por lo general, tal procedimiento puede llegar a durar de seis meses a un año. Así mismo, el deudor puede también apelar la sentencia una vez dictada lo que puede prolongar el caso por varios años.
  • Procedimiento monitorio europeo: Cuando la deuda nace de una relación comercial entre acreedores y deudores que estén establecidos en distintos países miembros de la Unión Europea (con excepción de Dinamarca) y la deuda no está discutida, puede iniciarse un proceso monitorio europeo. Si el juez de su país es competente, este juez podrá resolver sobre la cuestión presentada. El abogado que tramite su expediente puede determinar si este procedimiento es el indicado en su caso y si puede interponerse en su país o en el país del deudor.
  • En el procedimiento monitorio europeo se utilizan formularios que deben dirigirse al tribunal competente. Una vez estudiado tal formulario, el tribunal emite una orden de pago europeo. El deudor tendrá tras la notificación de la orden, un plazo de 30 días para oponerse si no está de acuerdo con ella.  Si no hay oposición, el juzgado expedirá un título ejecutivo que será inmediatamente ejecutable en el país de la Unión Europea donde el deudor esté establecido. El procedimiento monitorio europeo está destinado para tramitar créditos no impugnados y se caracteriza por su rapidez y bajos costes.